Todo lo que guardo de ti,

me ha cabido en una caja de cerillas:

Un suspiro y una lágrima.

Un escalofrío y una risa.

El mordisco de tus labios.

Una mueca, una caricia.

El sudor de aquella noche.

Y una gota de saliva.

Ese guiño en la mañana.

Y el sabor a salvavidas.

Los bocados en tu cuello.

Y el beber de tu guarida.

Las cenizas de tu fuego.

Y el color de tus pupilas.

La pestaña del deseo.

Y el rugir de tus cosquillas.

Un gemido placentero.

Y el beso de despedida.

Todo lo que guardo de ti

Me ha cabido en una caja de cerillas

Y todavía queda espacio

para guardar más tontheridas.

Para más poemas de Juan Carlos Prieto, aquí puedes leer la reseña de su obra: TontHeridas, y los enlaces donde está disponible el libro.