Durante generaciones, el libro de Lewis Carroll sobre una niña curiosa que cae por la madriguera del conejo ha capturado la imaginación de niños y adultos por igual. Interactuar con Alicia ahora implica negociar 150 años de narraciones, adaptaciones y desviaciones.

Alicia, famosa por el país de las maravillas y a través del espejo, ha aparecido en aproximadamente 60 relatos literarios, 40 películas y 30 adaptaciones teatrales y televisivas.

La fama de Alice se extiende más allá del escenario y la pantalla. Salvador Dalí creó 12 ilustraciones para cada capítulo de Alicia en el país de las maravillas. Gameboy lanzó un videojuego de Alicia en el país de las maravillas basado en la animación de Disney. Taylor Swift reflexiona sobre las madrigueras de los conejos y el gato de Cheshire en su canción ‘Wonderland’. Incluso existe una afección neurológica llamada síndrome de Alicia en el país de las maravillas que hace que los objetos parezcan más grandes de lo que son. La lista continua.

Entonces, ¿por qué esta historia continúa resonando, infundiendo cada rincón de la cultura popular?

Según tengo entendido, el libro está lleno de acertijos, rompecabezas y adivinanzas que hacen que el texto se abra a una amplia gama de interpretaciones.

Recuerdo la película animada de Disney, y el cuento ilustrado del mismo que mi madre me leía. Disfruté la producción cinematográfica de Tim Burton con su particular estilo visual. A pesar de tener una buena idea de la historia, quiero leer la obra original. Los invito a que descubran este mundo sinsentido de la pluma de Lewis Carroll junto conmigo. Les comparto esta edición digital gratuita en PDF para una lectura cómoda en dispositivos electrónicos. Espero me perdonen si hay alguna falla, ya que no la he querido leer, simplemente la “formateé” para tener la obra accesible y poder leer un minuto al día y compartirlo con ustedes.

¿Por qué este proyecto tan curioso?

Quiero hacer algo que pueda compartir cotidianamente con ustedes. Lo cierto es que hay muchos aspectos de mi trabajo que no considero particularmente interesantes para compartir en redes sociales ni puedo hacer posts interesantes en el blog todos los días. ¿Cuántas veces voy a hacer un video o un post de mí misma sentada frente al ordenador traduciendo o maquetando? ¿O constantemente compartir los productos a la venta en nuestra tienda? Eso no es contenido ni divertido ni agradable para compartir de manera diaria. Pero ¿leer un clásico que promete ser entretenido un minuto por día? Eso me parece una idea divertida y útil.

Además, me parece interesante que en nuestro presente tecnológico donde los videos son la demanda del día y según El Centro Nacional de Información Biotecnológica que afirma que la capacidad de atención humana promedio se ha reducido de 12 segundos en 2000 a 8 segundos en 2013 (solo un segundo por debajo de la de un goldfish). Me gustaría llevar a cabo una actividad diaria de 60 segundos que suman parte a parte a un todo más grande.

Tengo ganas de leer este libro con ustedes de esta forma: 60 segundos al día… por partida doble. Con esto me refiero a que dado que la obra original es inglés, voy a leer el mismo minuto de cada uno y compartir los videos por las redes de Adoro Leer.

Ya veremos cuánto tiempo toma leer Alicia en el país de las maravillas de esta forma, y cómo quedará la fusión de todos estos cortos videos al terminar el libro.

Abajo les dejo los primeros 60 segundos de lectura de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll. La versión en español la publicaré en la cuenta de YouTube y redes de Adoro Leer, mientras que para la versión original en inglés he creado unas cuentas nuevas bajo el usuario «abooklover77». Aquí tienen los enlaces de YouTube, Instagram y TikTok