Carmilla es una novela gótica de 1872 del autor irlandés Joseph Sheridan Le Fanu y una de las primeras obras de ficción de vampiros, anterior a Drácula de Bram Stoker (1897) por 26 años.

Le Fanu tomó inspiración de los recuentos de la condesa húngara, Erzsébet Bathory. La cruel condesa era protagonista de sádicos asesinatos en serie que están verificadas por el testimonio de más de 300 testigos y sobrevivientes, así como por evidencia física y la presencia de niñas horriblemente mutiladas muertas, moribundas y encarceladas encontradas en el momento de su arresto. Las historias que describen las tendencias vampíricas de Báthory, como la historia de que se bañó en la sangre de las vírgenes para conservar su juventud, generalmente se registraron años después de su muerte y se consideran poco confiables. Su historia se convirtió rápidamente en parte del folclore nacional y su infamia persiste hasta el día de hoy.

Carmilla fue publicado por primera vez como una serie en The Dark Blue (1871-1872), la historia es narrada por una joven que vive con su padre y sirvientes en un castillo aislado en el campo de Austria.

Es una novela corta, que se puede leer en dos horas. Le Fanu tiene un estilo fluido y fácil de entender que te lleva a vivir las palabras en la página. La pasión que sienten los personajes es palpable, evidente por una de las frases más populares de la novela en la que Carmilla le dice a Laura:

“Eres mía… serás mía… Tú y yo debemos ser una sola, para siempre.”

En una edición para lectura cómoda en el móvil o la tablet, aquí les dejo la edición digital que he preparado de un clásico de la literatura vampírica. Espero que disfruten leer Carmilla, justo a tiempo para Halloween.

Descarga aquí: Carmilla de Sheridan Le Fanu (PDF)